Todo comienza como un trabajo y termina con una amistad....

A nuestros novios no los tratamos simplemente como clientes. Para nosotros son mucho más, ellos están viviendo posiblemente el día más bonito de sus vidas y nosotros no vemos nuestro trabajo en estar sentado en un coche esperando que se monten y para llevarlos de un lugar a otro. Para eso ya están los taxis. 

Les acompañamos, les apoyamos, les asesoramos y les damos una cierta seguridad que que toda va a ir bien.

Siempre daremos todo para garantizar que ese gran día sea el gran día deseado.